Lynn Bue - Presidenta de UNI Americas Mujeres

Las mujeres deben ser parte de la fuerza y la inteligencia del sindicato.

Cuando tuvimos que cursar un serio problema en mi lugar de trabajo, el sindicato intervino. La fuerza y la inteligencia de los activistas sindicales causaron una profunda impresión en mí. Debido a esto, me metí en el sindicato. A medida que aprendía la historia del trabajo y el papel de los sindicatos en la lucha por la justicia social, mi compromiso se hacía más profundo.

Estoy agradecida de haber conocido a muchos/as activistas valientes e inspiradores/as dentro de mi sindicato y en todo el mundo. El sindicato nos empuja a analizar el mundo que nos rodea y aprender nuevas habilidades. Me convertí en la primera jefa negociadora de mi sindicato y me dieron la oportunidad de servir como presidente de UNI-Américas Postal y Logística y presidente del Comité de UNI-Américas Mujeres. Nunca hubiera imaginado alcanzar estos puestos cuando comencé en la oficina de correos.

Mi activismo político se inició con el movimiento de mujeres, pero creo que el mejor lugar para hacer frente a las barreras para las mujeres y todas las acciones que buscan los grupos es a través de la acción colectiva de trabajo. Las mujeres deben ser parte de la fuerza y la inteligencia del sindicato. Esto significa que tenemos que ser parte de la gestión sobre el terreno y en los locales sindicales.

Tenemos muchos desafíos en el futuro, pero puede que no haya mejor manera de lidiar con ellos que trabajando codo a codo con nuestros hermanos y hermanas sindicales.