Dipa Bharadwaj - Secretaria Regional de UNI Americas

Soy una líder sindical.

Mi primer compromiso en el sindicato no fue del todo planeado. Luego de lograr tener la oportunidad de participar en la formación sindical representando a mi organización, empecé a interesarme por los problemas de los trabajadores, en especial y dedicadamente a los problemas de las mujeres trabajadoras. Siempre he tratado de analizar mi propia situación como trabajadora y a partir de ahí poder descubrir lo que funciona bien para aliviar la vida de las trabajadoras. En el sindicato, al principio me convertí deliberadamente en miembro del comité de quejas, para así poder tratar directamente con los problemas de las trabajadoras y buscar la solución a través de la negociación con la dirección, respecto de varias cuestiones. Mi voz de mando y el conocimiento sobre las distintas problemáticas, hizo que me desarrollara como organizadora y educadora sindical. Promoví y lideré diversos cursos sobre diferentes temas de promoción y campañas dentro de los sectores y más allá de ellos.

Siempre que una mujer solicitó de mi ayuda, ya sea de mi sindicato o de cualquier otro sindicato di apoyo y compartí mis conocimientos y capacidades.

Frecuentemente visito los diferentes sindicatos del sector para interactuar con los dirigentes y líderes mujeres a cerca de los diversos temas de la mujer.

Estoy orgullosa, estoy liderando la lucha por los problemas de las mujeres y alzando la voz para que las mujeres tengamos un trabajo decente un ambiente laboral libre de violencia, por el derecho reproductivo, hacia una participación significativa en la toma de decisiones y lograr alcanzar el equilibrio entre la vida laboral y la vida privada. Me hace feliz cuando mis hermanas, mis compañeras que trabajan me llaman líder. Eso me anima a trabajar más duro por las mujeres trabajadoras en Nepal.

Las mujeres trabajadoras en Nepal enfrentan varios problemas. Cada día nuevos problemas de acoso y casos de violencia se reportan; por lo que hay una inmensa necesidad de consolidar nuestros esfuerzos para minimizar este tipo de amenazas.

Durante la negociación colectiva y dentro de las demandas a negociar, no se le está dando prioridad a los problemas de las trabajadoras. Por lo cual es necesario una negociación previa con los líderes sindicales. Este tipo de ironía debe ser erradicada por eso voy a trabajar para consolidar al grupo de las mujeres trabajadoras en el futuro, mediante la organización de más mujeres en los sindicatos y logrando concientizar.

Juntas y unidas para luchar por un trabajo decente para las mujeres !!!